Test toxicológico preliminar DrugWipe®: detección fiable de la codeína

Test toxicológico preliminar DrugWipe®: detección fiable de la codeína
Inicio, Noticias

Test toxicológico preliminar DrugWipe®: detección fiable de la codeína

De la escena del rap a la vida cotidiana

La codeína, la nueva droga de moda, gana popularidad. En la escena del rap se alaba descaradamente el opiáceo. Rara vez se mencionan el elevado potencial de adicción o los riesgos difícilmente evaluables mientras que, por el contrario, se elogian especialmente la euforia y la posterior relajación.

Cualquiera que hable de Dirty Sprite o de Texas Tea, no se está refiriendo a ningún refresco veraniego sino a un coctel explosivo de medicamentos que contienen codeína, generalmente jarabe para la tos, y una bebida gaseosa de limón. Para darle el toque final y redondear el gusto se suelen añadir dulces desmenuzados. Esta mezcla — también conocida como Lean, Purple Drank, Sizzurp o Syrup — está ganando adeptos y se caracteriza por desencadenar un sentimiento de euforia, seguido de una agradable letargia y un sentimiento físico de aislamiento. Su efecto se desarrolla después de 20 a 60 minutos y dura de 6 a 8 horas. Puntualmente, la codeína se utiliza también en forma de supositorio. El riesgo de adicción es muy elevado.

Tanto la fase eufórica como el letargo posterior implican altos riesgos a la hora de circular por carretera o manipular determinadas máquinas. Quien, bajo los efectos de esta droga, cause un accidente o muestre señales de pérdida de capacidades al circular por carretera, está sujeto a acciones penales.

Codein Drogentest DrugWipe Opium positiv

La codeína es un opiáceo y puede demostrarse de manera fiable la presencia de esta sustancia mediante la línea de resultados de opiáceos del DrugWipe.

¿Estamos ante un jarabe para la tos legal o una droga ilegal?

La posesión de codeína sin el permiso correspondiente o sin la prescripción de una receta de estupefacientes se considera delito en Alemania según la Ley de Estupefacientes.

Quedan exentos del reglamento sobre narcóticos los medicamentos que contienen pequeñas proporciones de este principio activo. Entre ellos se encuentran principalmente los medicamentos antitusivos y analgésicos, que pueden prescribirse mediante una sencilla receta médica. Sin embargo, para las personas adictas al alcohol o los narcóticos, debe utilizarse en cambio una receta de estupefacientes.

No existe un reglamento único a nivel mundial sobre el uso de la codeína: según el país, puede utilizarse sin restricciones, ser obligatorio el registro de su compra o prescripción o estar totalmente prohibida, incluso como componente de fármacos.

Detección fiable con el test de drogas DrugWipe

La codeína pertenece a la familia de los opiáceos y puede demostrarse de manera fiable la presencia de esta sustancia mediante la línea de resultados de opiáceos del DrugWipe. Los tests de saliva así como los de superficies y sudor son capaces de detectar pequeñas cantidades de esta sustancia. Esto proporciona un método de detección rápido y
sencillo para los controles de tráfico o la detección de casos sospechosos en el lugar de trabajo.

El acceso a la codeína resulta muy sencillo para aquellos que la solicitan. Las farmacias extranjeras ofrecen a través de internet ciertos medicamentos sin receta y en Instagram proliferan vendedores facilitadores de esta sustancia.

La dosis oscila entre los 20 mg y un máximo de 200 mg. Las dosis más altas no producen más embriaguez sino que aumentan el riesgo de efectos secundarios. Porque la dosis es uno de los mayores peligros en el consumo de codeína. Hay personas que se embriagan con un consumo muy bajo, mientras que otras no notan ningún efecto incluso con la ingesta de la dosis más altas. Debido a este factor tan personal, el impacto de la dosis consumida se convierte en una ruleta rusa.

Otro factor de riesgo lo representa el modo de consumo. Esta bebida dulce reduce la percepción de la droga, por lo que se suele beber demasiado. La codeína tiene un efecto depresor sobre el sistema nervioso central y una sobredosis puede provocar un paro respiratorio.

Una práctica muy habitual y que representa el tercer riesgo es la combinación con otras drogas, alcohol o medicamentos. Las sustancias depresoras como, por ejemplo, el alcohol
aumentan el riesgo de paro respiratorio. Debido al fuerte efecto de la codeína en el sistema nervioso, los efectos de las mezclas con otras sustancias son imprevisibles.

Durante la fase de abstinencia se sufren los mismos síntomas psicológicos y físicos que durante la interrupción del consumo de heroína y el periodo de desintoxicación puede ser igual de largo.

Diferencias entre opiáceo y opio

Los términos “opiáceos” y “opioides” se suelen utilizar como sinónimos. Sin embargo, los opioides son, en sentido estricto, alcaloides naturales derivados del opio, en especial la morfina. Entre los opioides también se encuentran las sustancias sintéticas con efectos similares a la morfina. En su mayor parte, se trata de analgésicos o narcóticos muy fuertes
que poseen un potencial especialmente elevado de drogadicción.

Los opiáceos naturales se obtienen del jugo extraído de la adormidera. Este jugo lechoso es el opio crudo que contiene la morfina. Dependiendo de la zona de cultivo, la concentración oscila entre el 2 y el 26 por ciento. Además de la morfina, en la actualidad se conocen más de 20 componentes adicionales. Junto a la codeína, entre ellos se incluyen por ejemplo la tebaína, la papaverina, la narcotina, la narceína, la noscapina y la xantalina.

Los opioides sintéticos o semisintéticos poseen un efecto similar al de la morfina. La heroína es un opioide semisintético, mientras que el fentanilo y la metadona son opioides completamente sintéticos. Las endorfinas son opioides endógenos que regulan sensaciones como el dolor y el hambre.

Fuente de la imagen : iStock 860725006 I_will_be_RB

  • Alemán
  • Inglés
  • Francés
  • Español