Australia: Lucha sin cuartel contra las drogas en la carretera

Australia: Lucha sin cuartel contra las drogas en la carretera
Noticias

Australia: Lucha sin cuartel contra las drogas en la carretera

Cuando un conductor se pone al volante en Australia, debe ser consciente de que puede tener que someterse a una prueba de consumo de estupefacientes en cualquier momento. En 2004 el estado de Victoria empezó a realizar controles de tráfico aleatorios con el test rápido DrugWipe. Desde entonces, el resto de estados australianos ha adoptado esta rigurosa política de esclarecimiento y disuasión. Los excelentes resultados de esta campaña han quedado demostrados en un estudio del Accident Research Centre de la Monash University realizado en Victoria entre 2005 y 2009: con el aumento de los controles se ha producido un descenso del número de conductores fallecidos por circular bajo la influencia de las drogas. También se ha reducido el porcentaje de resultados positivos de las pruebas durante los controles.

Los consumidores de drogas se lo piensan dos veces

Un estudio llevado a cabo en Nueva Gales del Sur tan solo dos años después de la introducción de los controles ha revelado que la política de disuasión implantada en Australia ha conseguido cambiar el modo de pensar de los conductores. Así, el resultado de la encuesta realizada entre los consumidores de drogas arroja que el 80 % de los conductores encuestados es consciente de que puede tener que someterse a un control de drogas en cualquier momento. El 61 % afirma que la posibilidad de tener que realizar un test de drogas durante los controles de tráfico probablemente ha reducido su conducción bajo la influencia de las drogas.

Aceptación del 97 % del test DrugWipe®

australia_drugtesting_campaign_drugwipe

La lucha contra las drogas en las carreteras australianas se ha acompañado de una amplia campaña en los medios de comunicación: publicidad, paneles informativos en los arcenes de las carreteras y anuncios televisivos. Estos últimos mostraban de forma dramática los peligros de un consumo de drogas inconsciente y las nefastas consecuencias. Esta cuestión está muy presente en la conciencia de la sociedad australiana. Las experiencias con los controles tanto personales como de conocidos tienen un efecto disuasorio. Nadie quiere correr el riesgo. Cuando se realizan los controles, generalmente la carretera se corta por completo y los agentes de la policía toman una muestra de saliva con DrugWipe a todos y cada uno de los conductores. Además, no es necesario que exista una sospecha inicial. Cuando se obtiene un resultado positivo con el test, se realiza una segunda prueba in situ en un “autobús antidrogas” especial. Si esta prueba resulta nuevamente positiva, se procede a la toma de una muestra de saliva que se envía a un laboratorio. En Australia, la confirmación del resultado del test rápido debe realizarse con un análisis de saliva. Los resultados del test realizado en la carretera y del realizado en laboratorio coinciden entre un 96 y un 99,5 % de los casos.

Resultados rápidos

Las consultas realizadas a las personas sometidas a los controles revelan que el 97 % está satisfecho con el equipo utilizado en los tests. El test de saliva permite tomar una muestra de forma extraordinariamente sencilla y mínimamente invasiva. Esto se traduce en un ambiente relajado durante el control para los agentes y los conductores por igual. El grado de aceptación de la prueba de cribado es igualmente elevado, ya que el test DrugWipe permite obtener resultados con mucha rapidez. La policía de Australia Meridional realizó una encuesta a los conductores que fueron sometidos al control: el 85 % opinaba que 5 minutos era un periodo de tiempo aceptable y un 98 % se mostró partidario de test de drogas.
La policía realiza controles de forma aleatoria. Centra sus acciones en zonas con mayor presencia de bares de copas y discotecas, en los alrededores de “raves” o en rutas de camiones muy frecuentadas. Una importante proporción de los conductores bajo los efectos de las drogas acaba con una sanción penal y se consigue evitar numerosos accidentes. Solo en Queensland, en 2016 se realizaron más de 50.000 pruebas con más de 10.000 resultados positivos. Los resultados de un estudio realizado en Victoria muestran que, gracias al elevado número de controles con DrugWipe, se ha logrado reducir el peligro derivado de las drogas en la carretera. Cuantos más controles de drogas se realizan, menor es el número de conductores fallecidos que habían consumido drogas. El resultado de esta experiencia ha propiciado la expansión de los programas y la intensificación de las actividades de control.

DrugWipe®

La policía australiana lucha contra las drogas en la carretera con un éxito arrollador gracias a DrugWipe. Ventajas del test:

  • Test de saliva higiénico
  • Uso sencillo
  • A prueba de manipulaciones
  • Precisión y rapidez
  • Elevada disposición para colaborar
  • Indicado para operaciones a gran escala
  • de
  • en
  • fr
  • es