Pruebas de drogas en el lugar de trabajo

Dopaje en el lugar de trabajo

Riesgos y dificultades para todas las empresas

El consumo de alcohol y drogas, así como el abuso de medicamentos bajo prescripción médica, es un problema común a todos los grupos de edades y estratos sociales. Las cifras registradas en Alemania se hacen eco del amplio alcance de las sustancias tóxicas:

» Uno de cada 5 adultos (entre 18 y 64 años) tiene un problema con el consumo de alcohol1

» Uno de cada 10 adultos está seriamente afectado por un problema relacionado con el uso de drogas o medicamentos con receta1,2,3

Estos problemas afectan a empresas e instituciones de todos los ámbitos. La responsabilidad de las empresas por garantizar la seguridad de los empleados en el lugar de trabajo impone la necesidad de tomar acciones. Por ejemplo, las empresas deben tener presente que las personas adictas presentan una mayor incidencia de riesgos y reacciones más lentas. A los efectos físicos directos producidos por estas sustancias cabe sumar cambios en los hábitos de trabajo y el comportamiento social que aumentan aún más los riesgos.

Las empresas deben asumir su responsabilidad

Cuando una empresa decide hacer la vista gorda ante este problema está incurriendo en una falta de asistencia y puede llegar a ser responsable por los accidentes que se puedan producir en el lugar de trabajo.

 

Fuentes:
1 “Substanzbezogene Störungen am Arbeitsplatz“, Deutsche Hauptstelle für Suchtfragen, 2011
2 Deutsche Beobachtungsstelle für Drogensucht, Jahresbericht 2010
3 Report “World situation with regard to drug abuse”, 2012

  • de
  • en
  • fr
  • es